Este sitio web utiliza galletas (cookies) propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que nos das permiso para hacerlo.

¡Esto es mío!

¡Esto es mío!

Un cuento para aprender a compartir. Alejo era un niño generoso y desprendido: lo prestaba todo sin dudar. ¿Por qué se ha vuelto tan tacaño? No hay manera de que deje nada a nadie. Ni a sus amigos, ni a sus compañeros de clase, ni a su hermanito pequeño.Pero pronto vivirá una experiencia que le ayudará a entender que nada es divertido si no puede ser compartido.

Guía de lectura

Solucionarios

Evaluación